SUCESIONES.-Padre Fallecido en USA, Improrrogabilidad de la jurisdiccion, art 3282 es de Orden publico.-Fallo de Camara.-Muerte en el extranjero no acumula con sucesión en el pais.-

Share

Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Morón, sala II
Papatella, Blas • 21/02/2011
Publicado en: LLBA 2011 (mayo) , 451
Cita online: AR/JUR/469/2011
Voces
Hechos
El hijo del causante fallecido en el extranjero solicitó la acumulación del proceso sucesorio al de sus
abuelos que tramitaba en el país. Alegó razones de economía y celeridad procesal. El juez de primera
instancia rechazó el pedido, lo que motivó la apelación del decisorio. La Cámara de apelaciones en lo Civil y
Comercial de Morón lo confirmó.
Sumarios
1. 1 – El proceso sucesorio de quien falleció en el extranjero no es acumulable con el juicio sucesorio
de los abuelos del heredero único de aquél, el cual tramita en el país, pues el carácter de orden
público del artículo 3284 del Código Civil implica que la competencia del juez del último domicilio del
causante no pueda ser dejada de lado por razones de economía y celeridad procesal
2.
3. Abrir Jurisprudencia y Doctrina Vinculada
4.
5.
TEXTO COMPLETO:
2ª Instancia. — Morón, Febrero 21 de 2011
Cuestión:
¿Resulta ajustada a derecho la resolución recurrida?
Votación:
A la cuestión propuesta el doctor Ferrari, dijo:
I. Antecedentes:
1) Mediante resolución que luce a fs. 19/20 la Sra. Juez titular a cargo del Juzgado de Primera Instancia
en lo Civil y Comercial N° 10 departamental rechazó el pedido de acumulación solicitado ordenando al
peticionario ocurrir por la vía y forma correspondiente (arts. 724, 731 del C.P.C.C. y 3284, 3285 y su doctrina
del Código Civil).
2) Contra tal manera de decidir se alzó éste último articulando recurso de revocatoria con apelación en
subsidio (ver fs. 21/24 vta.).
3) Desestimado el primero se concede al segundo a fs. 25 haciendo a las veces de memorial de agravios la
presentación aludida de fs. 21/4 vta.-
4) Finalmente y previo informe actuarial a fs. 31 vta. se llamó «AUTOS», providencia que al presente se
encuentra consentida dejando las actuaciones en estado de ser resueltas.
II.- Los agravios:
Agravia al recurrente la desestimación de su pedido de acumulación del proceso sucesorio de quien e vida
fuere su padre quien se domiciliara ala fecha del deceso en los Estados Unidos de Norte América, al proceso
sucesorio de sus abuelos que tramitara oportunamente por ante el Juzgado N° 10 departamental.
Argumenta que resulta ser único heredero del causante y que el bien inmueble que compone el acervo
hereditario se encuentra ubicado en el partido de Merlo, provincia de Buenos Aires resultando entonces
competente los tribunales de esta jurisdicción.
Alega que razones de economía y celeridad procesal autorizan la acumulación atento tratarse de la misma
masa hereditaria en ambos procesos sucesorios.
Vierte argumentos que -según afirma- permite en el sub-examine la no aplicación del art. 3284 del Código
Civil; sobre la ley que corresponde observar; y cita jurisprudencia que supuestamente avala su postura.
Con sustento en estos argumentos y en otros conexos solicita la revocación del decisorio apelado.
III.- Solución propuesta:
A) Primer paso para dar solución a la cuestión traída a debate es delimitar el marco del planteo efectuado
por el peticionario al iniciar el presente proceso y solicitar la acumulación del miso al proceso sucesorio ya
existente.
a) Y en este orden tenemos que el Sr. Claudio Ernesto Papatella inició el sucesorio de su progenitor Don
Blas Papatella fallecido en la Ciudad de Houston, estado de Texas, Estados Unidos de Norteamérica.
En dicha oportunidad explicitó que su padre ya viudo viajó a dicho país estableciéndose allí.
Manifestó también que la competencia de la a-quo surge de lo dispuesto en el art. 3285 del Código Civil y
solicitó la acumulación del sucesorio a los autos caratulados «Vattuone, Arturo Andrés y Bertoni, Ercilia Luisa
S/ Sucesión ab – intestato» en tramite por ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 10
departamental por razones de economía y celeridad procesal atento consistir en la misma masa hereditaria.
Estos han sido los argumentos dados al iniciar el proceso y sometidos a la decisión de la magistrada de
originaria instancia.
b) Continuando, tenemos que la Sra. Juez de grado desestimó dicha petición con lo siguientes argumentos:
1) Que el art. 3285 del Código Civil fija únicamente la jurisdicción para el caso de las acciones personales
que se dirijan contra el heredero único aceptante de la herencia;
2) que por lo tanto no señala una competencia destinada de la que resulta del art. 3284 del mismo cuerpo
normativo;
3) que este último otorga a los jueces del último domicilio del causante competencia para entender en el
sucesorio de éste;
4) y que dicha normativa atributiva de competencia resulta ser de orden público.
c) Ahora bien, en el memorial de agravios el apelante expuso como argumentos tendientes a revertir lo
decidido por la a – quo los que a continuación se detallan:
1) Que el recurso es perfectamente procedente atento que los presentes obrados se inician con sustento
jurídico, no solo por su carácter de único heredero, sino también por encontrarse el bien que compone el
acervo sucesorio en jurisdicción del tribunal;
2) que el acervo perteneciente a la sucesión ya iniciada como a la presente resulta ser el mismo;
3) que razones de economía y celeridad procesal justifican la acumulación pretendida;
4) que en el caso que el causante tuviera su último domicilio en el extranjero dejando bienes en el país el
juez competente es aquel cuya jurisdicción esté dada dentro del ámbito donde físicamente se encuentren los
bienes de mayor valor que estuvieran en sucesión no resultando aplicable el art. 3284 del Código Civil;
5) que el juez competente es aquel donde se encuentre cualquiera de los bienes en sucesión, a elección
de quien inicie el juicio, sin tener en cuenta su valor, ello por entender que para establecer este último sería
necesario realizar un inventario y avalúo, medida que es parte de la tramitación del juicio y que sólo puede
ser decretada por juez competente;
6) que basa su petición en la aplicación de los principios de Derecho Internacional Privado correspondiendo
someter a la lex rei sitae la determinación de la competencia concepción avalada por el Tratado de
Montevideo de 1940;
7) que la competencia para entender en el proceso sucesorio de quien tuvo su último domicilio en el
extranjero está determinada por lo dispuesto en el art. 10 del Código Civil;
8) que la doctrina establece que el principio adoptado por nuestra ley civil es el de unidad -una sola ley rige
las sucesiones y es la lex domicilii del causante- reconociendo ese principio excepciones importantes siendo
una de ellas el supuesto de existencia de bienes raíces en la República pues todo cuanto a ellos hace debe
regir la lex rei sitae;
d) De lo expuesto surge a simple vista que existen variedad de argumentos que no han sido sometidos a la
decisión de la a-quo y que se incorporan ahora en el memorial de agravios.
Tales son los argumentos relacionados con la aplicación de los tratados de Montevideo y la aplicación del
art. 10 del Código Civil como así tambien los expuestos en torno a que como el bien se encuentra en la
República Argentina resulta competente el Juez competente en relación a la ubicación del mismo -lex rei
sitae como excepción a la lex domicilii de causante-; es decir los detallados un supra en c) 4) a 8).-
Y son dichos argumentos los que quedan al margen de la consideración de este Tribunal a los efectos de
decidir la cuestión propuesta en virtud de lo normado en el art. 272 del C.P.C.C..-
En efecto, conforme edicta el artículo 272 del C.P.C.C. el Tribunal no podrá fallar sobre capítulos no
propuestos a la decisión del juez de primera instancia.
Siendo ello consecuencia de la naturaleza revisora del procedimiento ante la Alzada, que en el recurso
concedido en relación se ve acentuada.
Quedando así vedado a la Cámara tratar argumentos no propuestos en los escritos introductivos de la
demanda, contestación o reconvención en su caso.
Es que, la expresión de agravios no es la vía pertinente para introducir nuevos planteamientos o defensas
que debieron deducirse en el correspondiente estadio procesal (FENOCHIETO-ARAZI. Código Procesal Civil
y Comercial de la Nación, comentado y concordado con el Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia
de Buenos Aires, Tº I, páginas 851 y siguientes).-
Ello así los argumentos aludidos deberán ser desestimados quedando entonces como únicos a analizar los
sustentados en la economía y celeridad procesal que habilitaría la acumulación atento tratarse de un mismo
acervo hereditario ubicado dentro de esta jurisdicción.-
Al respecto tiene dicho esta Alzada que según el artículo 3284 del Código Civil, es competente para
entender en la sucesión del causante el juez de su último domicilio habiendo sido esta norma calificada
como de «orden público», o sea -en buen romance- indisponible, en principio, para las partes, aunque se ha
decidido que únicamente, dentro del territorio de la provincia puede aceptarse la prórroga de jurisdicción; y
no empece a ello lo normado en el art. 3825 -en el que fincara la atribución de competencia la peticionaria al
promover el sucesorio- pues, conforme lo ha dejado sentado la doctrina con sustento en lo oportunamente
decidido por el Cimero Tribunal Nacional debe atribuirse competencia para entender en la sucesión, aún
en el caso del heredero único a los jueces del último domicilio del causante (ver al respecto, Kaller de
Orchansky en Código Civil y normas complementarias. Análisis doctrinario y jurisprudencial. Alberto J.
Bueres -dirección- Elena I. Highton -coordinación- (ver esta Sala en causa N° 54.611, R.S. 433/07).-
Tal carácter de orden público de la norma aludida importa que no puede ser dejada de lado por las razones
de economía y celeridad procesal alegadas por la peticionaria; ello así, la desestimación de la acumulación
pretendida en el caso concreto de autos resulta -en mi opinión- ajustada a derecho.
e) Finalmente, sin perjuicio de todo lo hasta aquí expuesto; al solo efecto de dar total respuesta a las
inquietudes del apelante resulta oportuno señalar, las siguientes consideraciones:
1) Que una cosa es la ley aplicable y otra muy distinta el juez competente para entender en las actuaciones
(ver al respecto Boggiano, Antonio. Derecho Internacional Privado. Teoría General – Derecho Procesal
Internacional – Derecho Civil Internacional. Tomo I pág. 739 y siguientes, doctrina y jurisprudencia allí citada);
2) que conforme surge de la traducción de la partida obrante a fs. 43/5 el occiso se encontraba casado con
la Sra. Sara Leite circunstancia esta que importaría prima facie presumir la existencia de otro heredero del
causante y que coadyuva a mantener la tesis antes propuesta -atento la eventual posibilidad de colisión de
regímenes jurídicos diversos-;
3) y que no puede dejarse de advertir que esta Sala de la Alzada ante la conflictiva emanada de la
contradicción existente entre lo normado en los arts. 10 y 11 del Código Civil y lo preceptuado en el art.
3283 del mismo cuerpo normativo que originara las teorías de la «pluralidad» y de la «unidad» de sucesiones
cuando hay elementos internacionales involucrados en el problema, se inclinó por la segunda, es decir por la
prevalencia de las normas específicas del proceso sucesorio por sobre las genéricas de los arts. 10 y 11 del
Código Civil, lo que ene l «sub examine» también conlleva a confirmar el decisorio apelado (ver esta Sala en
causa N° 52.523, R.S. 367/05).-
En orden a lo precedentemente expuesto habré de proponer el rechazo del recurso de apelación articulado y
la consecuente confirmación de lo decidido (arts. 3283, 3284, 3285 del Código Civil y art. 272 del C.P.C.C.)
sin imponer costas atento la ausencia de bilateralización (art. 68, segunda parte del C.P.C.C.).-
IV.- La conclusión:
De ser compartida mi propuesta por el colega de integración el decisorio a dictarse deberá DESESTIMAR
el recurso de apelación articulado y CONFIRMAR el decisorio recurrido (arts. 3283, 3284, 3285 del Código
Civil y art. 272 del C.P.C.C.), SIN COSTAS atento la ausencia de bilateralización (art. 68, segunda parte del
C.P.C.C.).-
Lo expuesto me lleva a votar en la cuestión propuesta por
LA AFIRMATIVA
A la misma cuestión, el Señor Juez Doctor Jorda, por iguales consideraciones y fundamentos a los
expuestos precedentemente, adhiere votando por
LA AFIRMATIVA
Con lo que terminó el Acuerdo, dictándose la siguiente:
SENTENCIA
Autos y vistos: considerando: Conforme al resultado obtenido en la votación que instruye el Acuerdo que
antecede, SE DESESTIMA el recurso de apelación articulado y SE CONFIRMA el decisorio recurrido (arts.
3284, 3285 del Código Civil y art. 272 del C.P.C.C.), SIN COSTAS atento la ausencia de bilateralización (art.
68, segunda parte del C.P.C.C.).-
REGISTRESE. REMITASE encomendándose a la Instancia de Origen las pertinentes notificaciones. —
Roberto Camilo Jordá. — Felipe Augusto Ferrari

Share
Esta entrada fue publicada en ARQUITECTOS (contratos de Arquitectos, Responsabilidad profesional, Vicios ocultos y redhibitorios ,Derecho Laboral en la Construccion). Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a SUCESIONES.-Padre Fallecido en USA, Improrrogabilidad de la jurisdiccion, art 3282 es de Orden publico.-Fallo de Camara.-Muerte en el extranjero no acumula con sucesión en el pais.-

  1. norma dijo:

    buenos días,hace 27 años vivo en una casa que me brindo mi suegro cuando me case ,me separe a los 10 años de casada.estoy haciendo la escritura de posecion ,y ahora se manda la carta documento, que pasa si se presenta mi ex marido a reclamar en cuanto nunca apareció en 17 años ?esta escritura de posecion no la puedo hacer?tengo que abandonar mi casa después de 27 años en ese lugar manteniendo todo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.